¿Qué potencia eléctrica debo contratar en mi hogar?

Si has adquirido una nueva vivienda seguramente una de las primeras preguntas que te estés haciendo está relacionada con la potencia eléctrica (kW) que necesitas contratar para no sufrir apagones y que además te asegure no estar pagando de más. ¡En LoGOs Energía te ayudamos!

¿Qué potencia contratar en mi hogar?

Si has adquirido una nueva vivienda seguramente una de las primeras preguntas que te estés haciendo está relacionada con la potencia eléctrica (kW) que necesitas contratar para no sufrir apagones y que además te asegure no estar pagando de más.

Como en LoGOs Energía recibimos diariamente consultas de este tipo, hemos decidido crear este artículo para aclarar todas las dudas de aquellas personas que, como tú, necesitan ayuda para seleccionar la potencia adecuada para su hogar. Pero primero de todo, vamos a explicarte qué es exactamente la potencia eléctrica.

¿Qué es la potencia eléctrica?

La potencia eléctrica (kW) es la encargada de definir el número máximo de electrodomésticos/aparatos eléctricos que pueden estar conectados al mismo tiempo sin producirse una caída eléctrica. Se factura como un coste fijo que depende de los kW que tengas contratados para tu hogar. A más kW, mayor es el precio.

Aprovechamos para recordar que kW y kWh no es lo mismo, y es que el kWh, a diferencia del kW, mide la cantidad total de energía consumida durante un determinado período de tiempo. En este caso, es un concepto que se factura como un coste variable y que depende del consumo de energía que realices en tu hogar, y del gasto energético de tus electrodomésticos (¡por eso es muy importante elegir electrodomésticos con un buen etiquetado energético!)

Y ahora que ya sabes lo qué es la potencia eléctrica vamos a ayudarte a elegir cuál es la que debes contratar para tu hogar.

¿Qué potencia eléctrica contratar en mi hogar?

Para resolver esta duda te aconsejamos realizar un sencillo truco en tu vivienda. Simplemente debes encender todos los aparatos eléctricos de los que dispongas al mismo tiempo, y observar si «saltan los plomos» o no.

  • Saltan los plomos. Si simplemente por encender unos pocos electrodomésticos ya saltan los plomos, esto quiere decir que, con total seguridad, tienes contratada una potencia eléctrica inferior a la que deberías. Por tanto, es muy posible que sufras caídas eléctricas en tu día a día.

  • No saltan los plomos. Si has encendido todos los electrodomésticos de tu hogar al mismo tiempo y, aún así, sigue sin irse la luz, es probable que la potencia contratada sea superior a la necesaria. En este caso estarías pagando un importe superior y prescindible en tu factura de la luz.

Además del número de aparatos eléctricos, ¿qué otros factores pueden influir en la potencia eléctrica a contratar?

  • Calificación energética de tus electrodomésticos. La etiqueta energética es la encargada de medir el grado de eficiencia de tus electrodomésticos, es decir, lo que consumen. Podrás encontrarla en lavavajillas, lavadoras, secadoras, frigoríficos, televisiones y bombillas entre otros. Sirven para hacer una distinción entre varios grados de eficiencia: A, B, C, D, E, F y G, siendo el primero de ellos (A) el que identifica a los electrodomésticos de menor consumo. Si en tu hogar dispones de electrodomésticos con buena calificación energética podrás tener varios en funcionamiento sin que sea necesario contratar una potencia superior.

  • Número de personas en la vivienda. Obviamente no será necesaria la misma potencia si en la vivienda hay 1, 3 o 5 personas. Por norma general, el consumo energético y el número de aparatos eléctricos conectados al mismo tiempo se incrementará a medida que aumente el número de personas que viven en el hogar.

¿Qué necesito para cambiar la potencia eléctrica en mi hogar?

Los únicos datos que necesitamos para efectuar el cambio de potencia son los siguientes:

  • Nombre y apellidos del titular.
  • Dirección de la vivienda.
  • Cuenta bancaria.
  • Potencia eléctrica actual y requerida.
  • Código Universal de Punto de Suministro, comúnmente conocido como CUPS.

El coste del cambio de potencia, aunque viene especificado en el BOE (Boletín Oficial del Estado), dependerá de si deseas aumentar o disminuir la misma. Si lo que quieres es aumentar la potencia eléctrica de tu vivienda, los costes a abonar serán los derechos de enganche, extensión y acceso. En cambio, si lo que quieres es reducir tu potencia, únicamente será necesario abonar los derechos de enganche.

¡Y por último! Aunque seguro que con la información que te hemos trasladado ya tienes relativamente clara la potencia que deseas contratar para tu hogar, antes queremos recomendarte que te pongas en contacto con nuestro departamento de atención al cliente. Cuéntanos tu situación y tus necesidades y nosotros te ayudaremos a escoger la potencia más adecuada.

LoGOs Energía

Novedades